Blog - MONEYBANKER.es

Así puedes utilizar tu automóvil para avalar un préstamo


Aunque cada vez son más las compañías que ofrecen financiación con condiciones muy laxas, no contar con una fuente de ingresos regular puede convertirse en un problema a la hora de solicitar un crédito rápido online. Para responder a esta necesidad han surgido otras opciones en el mercado de los préstamos, y una de ellas es utilizar nuestro automóvil como aval. Te contamos en qué consiste esta especie de empeño y cómo puedes embarcarte en este proceso con seguridad.

¿En qué consisten los préstamos con el coche como aval?

Los préstamos en los que se utiliza un automóvil con aval ofrecen financiación a cambio de avalarlo con un coche en propiedad que, en muchas ocasiones, se puede seguir utilizando sin dejar en un depósito. Este tipo de crédito nos permite obtener cantidades muy variadas (desde 500 hasta 10.000 euros) a cambio del abono de unas cuotas con un determinado TAE.

Dado el riesgo contraído por el prestamista, las condiciones suelen ser más exigentes, lo que se traduce en unos intereses más elevados y en el riesgo de perder nuestro automóvil si no devolvemos la deuda.

Cuidado con las estafas

Como es habitual, la proliferación de este nuevo método de financiación también ha dado lugar al surgimiento de todo tipo de estafas. Por eso, si vas a utilizar tu automóvil como aval de un préstamo, te recomendamos que repases bien los términos del contrato suscrito, en el que la empresa tendrá que mostrar obligatoriamente el TAE a abonar. 

Presta mucha atención al acuerdo para evitar cláusulas abusivas, y desconfía de las empresas que, en lugar de ofrecer un préstamo con el coche como aval, lo compran dejando abierta la posibilidad de que lo vuelvas a adquirir y de que, mientras tanto, lo alquiles para seguir utilizándolo. En este caso no estarías suscribiendo formalmente un préstamo, sino que la compañía estaría comprando tu automóvil a plazos.
Top