Mini-préstamos urgentes

Cómo son las entidades que nos ofrecen los mini préstamos ?

Las empresas a las que hemos denominado como empresas no financieras, y a las que a partir de ahora nos referiremos como empresas de crédito, se caracterizan por no tener sucursales. Esto no sucede en la totalidad de los casos, pero sigue siendo una minoría casi insignificante las empresas de esta naturaleza que reciben al cliente en un lugar físico, siendo lo más habitual interactuar ambos mediante internet, correo electrónico o mensajería instantánea en el teléfono móvil. El principal anzuelo de las entidades de este tipo de crédito, además de ofrecer sus servicios por internet, es que atraen al cliente con procedimientos de solicitud y la posibilidad de obtener crédito muy rápido y de forma sencilla. El problema aparece cuando los intereses suben o el plazo de devolución acaba siendo demasiado corto.

Es evidente que intentan jugar con la necesidad del cliente de conseguir dinero en tan poco tiempo, y en la propia habilidad de estas entidades para captar y convencer al cliente de que está contratando un producto inofensivo y aparte ventajoso.

¿Es posible conseguir un crédito urgente en menos de dos días?

Sí, es posible obtener financiación prácticamente al momento, aunque dependerá de cada producto y del funcionamiento de cada empresa. Por ejemplo, en el caso de los créditos rápidos privados, las empresas responden prácticamente de inmediato, pero pueden tardar entre 15 minutos o 48 horas en ingresar el dinero. Este atraso se debe a la particularidad de las transferencias bancarias. Los traspasos de dinero entre cuentas del mismo banco no tardarán más que 15 minutos, pero las transferencias entre cuentas de bancos diferentes podrán tardar entre uno y dos días. Por esto, si solicitamos créditos urgentes a una entidad que no tenga una cuenta en el mismo banco que nosotros, el dinero tardará más tiempo en llegar.

Cómo se pueden aprovechar las entidades?

Podemos decir que se aprovechan principalmente de los problema de liquidez, de situaciones de emergencia económica originada por la acumulación de facturas o incluso las urgencias por gastos sobrevenidos a los que no se puede hacer frente sin preparación –una multa, por ejemplo. Muchos de los prestatarios son, además, personas con escaso apoyo económico estatal o social, con alguna deficiencia o necesidad grave desconocida o incluso ignorada por la sociedad y hasta por su propio entorno. Las planificaciones económicas domésticas erróneas y las malas decisiones de inversión son otro de los motivos que, a largo plazo, termina casi obligando al responsable de la mala gestión a recurrir a un préstamo urgente.

??Obviamente, se habla de la gente con dificultades económicas, que para nada tiene por qué ser las clases sociales bajas. Un problema económico puede pasar a cualquiera, que constituye el público objetivo de las entidades de crédito.

Cuáles son las ventajas?

Créditos urgentes con intereses bajos y sin aval. Aparte de esto los mini créditos urgentes cuentan con devolución sin comisión y se puede hacer todo online. Son un tipo de préstamo rápido personalizado, y el primero es gratis. Otro aspecto positivo es que son flexibles y hechos a medida del cliente por eso muchas personas deciden elegirlos y finalmente tienen una respuesta inmediata.

Cuáles pueden ser las desventajas de este tipo de crédito?

En primer lugar existen algunos requisitos para poder pedir este tipo de crédito como por ejemplo el hecho de que el prestatario debe tener su residencia en España, el solicitante debe sobrepasar los 18 o los 25 años de edad, el prestatario no debe mantener deudas importantes con otras entidades. Aparte de esto, es evidente que el cliente debe tener una cuenta bancaria y poder mostrar sus ingresos, DNI, correo electrónico y número de teléfono válidos y en vigor. Si el cliente no puede demonstrar estos datos no podrá acceder a los mini créditos urgentes.

¿Qué debo tener en cuenta a la hora de solicitar un crédito urgente?

Aunque los créditos urgentes nos pueden ser de mucha ayuda, debemos usarlos siempre con una cierta responsabilidad, ya que en caso contrario nos pueden ocasionar muchísimos problemas. El precio de un crédito urgente es más elevado que el de otros préstamos, así que solo debemos pedirlos en casos puntuales de falta de liquidez. Previamente a contratar préstamos urgentes es necesario que nos aseguremos que el día de vencimiento tendremos el dinero necesario para amortizar el capital prestado y los intereses devengados. De lo contrario, se nos aplicarán una serie de sanciones por demora que encarecerán el precio del crédito urgente significativamente. No podemos olvidar que estos créditos de estilo rápido tienen plazos que no van a superar los 30 días en la mayoría de casos.