Cómo conseguir créditos rápidos online gratis

Los créditos rápidos online se conceden por empresas privadas, esto quiere decir que es un mercado de oferta y demanda. En función de esta circunstancia, las entidades realizan las promociones que consideran oportunas para competir en el mercado y conseguir más clientes.

Esta competitividad, no hace otra cosa que beneficiar a los interesados en este tipo de productos, ya que de esta manera se pueden disfrutar de mejores ofertas, entre ellas disponer de los créditos sin intereses o gratuitos.

Esto no quiere decir que no paguemos, sino que no habrá un coste añadido al pago del crédito, por lo que pagaremos justamente la cantidad de dinero que nos sea prestada al finalizar el plazo de devolución del crédito.

Qué condiciones tienen los créditos gratuitos

Los créditos sin intereses funcionan exactamente igual que cualquier otro producto de financiación de la entidad. Los requisitos a cumplir por los solicitantes son exactamente los mismos que para un crédito de interés normal.

Normalmente las empresas ofrecen este tipo de productos a clientes nuevos para atraerlos, por lo que puede que uno de los requisitos que la entidad nos pida sea no haber contratado con ellos ningún producto con anterioridad. También puede que la promoción está sujeta a algún tipo de código promocional que habrá que introducir a la hora de solicitar el crédito.

Por lo tanto, como hemos dicho anteriormente puede que nos encontremos con este tipo de circunstancias a las que deberemos adherirnos para acceder a la promoción. Que los créditos sean gratuitos no significa que no haya que devolverlos al final del plazo que figure en el contrato o términos del crédito. Por lo tanto, siempre deberemos tener en cuenta que hay que disponer del dinero necesario para liquidarlo y no caer en deudas

Los bancos rara vez conceden créditos libres de intereses, por ejemplo, pueden concederlos para matrículas de estudios, pero no es usual. Este producto ha sido diseñado para que las entidades de crédito privado puedan resultar más competitivas, no es un producto bancario.

Hay que tener en cuenta que, aunque un crédito esté libre de intereses, puede que no esté libre de comisiones, esto es que hay otros gastos añadidos que la empresa nos puede cargar, gastos de apertura o de cierre, por ejemplo.

Es recomendable que leamos bien el contrato del crédito para no llevarnos sorpresas, ya que puede llevar a engaño si no somos conscientes de todos los términos y condiciones.

Cantidad máxima de dinero que se puede conseguir sin coste

El dinero máximo que podemos conseguir en un crédito sin intereses no asciende a cantidades muy grandes, normalmente estas ofertas son exclusivas para microcréditos. Este tipo de producto normalmente asciende a un máximo de 500 euros.

El motivo de que las empresas no accedan a prestar más dinero sin cobrar intereses por ello es porque no sería rentable y resulta arriesgado. Es posible que, en un momento dado, con motivo de una oferta puntual, podamos encontrar cantidades mayores, pero esto será una excepción.

 Cuestiones que tener en cuenta

No es que se corra ningún riesgo a la hora de solicitar un crédito rápido online, pero siempre hay oportunistas que buscan estafar a la gente con necesidades, y hay que tenerlo en cuenta para no llevarnos disgustos.

A continuación, enumeramos ciertas precauciones que hay que tomar a la hora de solicitar créditos online y ciertos indicadores para distinguir empresas legales de estafas:

  • En ningún caso nos solicitarán un pago previo a que se efectúe la transferencia del crédito. Puede que nos pidan que les ingresemos un dinero en concepto de gastos de gestión o cualquier otro motivo, pero este procedimiento debe levantar nuestras sospechas ya que una empresa legal NO nos hará este tipo de peticiones, por lo que esta situación será un indicador de intento de estafa. Toda empresa legal requiere del pago del crédito al finalizar el plazo establecido en el contrato previamente firmado.
  • Si nos ofrecen sacarnos de listas de morosidad, también es un engaño. En ningún caso esto es posible, ya que la única manera de que se nos elimine de estas listas es a través de la liquidación de la deuda con la compañía que nos ha inscrito en ella. Ninguna empresa externa puede efectuar los procesos necesarios para el trámite. Este tipo de estafa es la más común y debemos estar muy alerta ante este tipo de ofertas ya que no es una realidad y nos están estafando.
  • Debemos tener cautela con la página web en la que estamos registrando nuestros datos y asegurarnos de que es segura, la url debe comenzar por https. Sólo así nos aseguraremos de que no nos estamos registrando en ninguna página de malware.
  • Hay que prestar especial atención al Aviso Legal, ya que este documento es lo que garantiza que las empresas crediticias están reguladas y que no incurren en ninguna estafa. Además, deben tener los datos de la empresa y el CIF accesibles.

Recomendamos que se verifiquen todos estos datos antes de conformar la solicitud. En caso de que tengamos alguna sospecha o se den cualquiera de las circunstancias anteriormente citadas, lo mejor será que busquemos otra entidad y no sigamos contratando nada en la página web sospechosa.