Préstamos urgentes en efectivo

¿Es posible contratar un préstamo urgente en efectivo con ASNEF?

El hecho de estar en un fichero de morosidad no nos exime de conseguir el préstamo que necesitamos ya que hay entidades privadas dispuestas a concedernos préstamos urgentes con ASNEF. Sin embargo, para acceder a estos productos de financiación tenemos que cumplir con dos requisitos sobre la deuda impagada:

Obviamente, no puede superar los límites de dinero impagado que establezca la entidad financiera, que pueden ser de hasta 1.000 € o de 500 €. Podemos ver que la deuda impagada no puede haber sido contraída en una entidad financiera, por lo que si nuestra deuda es por no pagar a tiempo un producto de financiación como un préstamo o una hipoteca, no podremos conseguir el dinero que necesitamos.

Para acceder a estos productos de financiación también tendremos que cumplir con las condiciones habituales que nos exigen las entidades: ser mayores de edad, tener residencia permanente en España y disfrutar de unos ingresos regulares, suficientes y justificables, entre otros.

Cómo son los formularios de los préstamos urgentes en efectivo?

Para que podamos conseguir productos de financiación se puede ver que es muy sencillo dado que el proceso de solicitud y contratación se puede realizar de forma totalmente online y en cuestión de minutos. Para obtener el crédito que queremos debemos rellenar un formulario online con los siguientes datos personales y económicos. Primero la cantidad y plazo: tenemos que señalar la cantidad de dinero que necesitamos y el período de devolución que nos interesa para reembolsar el préstamo. Los datos personales por ejemplo el nombre, apellido, número del documento de identidad y fecha de nacimiento.

También, hay que incluir los datos de contacto tal como la dirección de residencia actual, correo electrónico y número de teléfono móvil y fijo. Además es necesario destacar tu situación personal, es decir, hay que explicar si estamos casados o solteros y si tenemos hijos o alguien a nuestro cargo etc. Tendremos que apuntar nuestra situación laboral. Debemos informar sobre si estamos trabajando actualmente y, en caso afirmativo, explicar el sector en el que estamos y el tipo de contrato que tenemos. Finalmente, la situación económica en este caso, todos los ingresos que tenemos al mes y todos los gastos fijos, como por ejemplo si tenemos una hipoteca o un alquiler de la vivienda.

Consejos para contratar préstamos urgentes en efectivo

Hay que investigar bien antes de contratar algo. El cliente debería informarse sobre todas las entidades crediticias, lee hasta la saciedad sus condiciones y requisitos, busca opiniones de las misma en la web, etc. Ten una gama de opciones de todas las que hayas podido encontrar para poder pasar al siguiente paso.

El segundo consejo es comparar. Una vez que se tenga ese abanico de opciones en tu mano, debes compararlos. ¿Cuál es más caro?, ¿Quién tiene el plazo de devolución más asequible a mi posición?, ¿Quién acepta la situación en la que me encuentro en este momento, no tengo nómina, ni aval? Todo esto hay que mirar.

Finalmente hay que hacer una decisión. Cuando hayas analizado cada una de las entidades crediticias que se amoldan a tu situación, se deberá elegir. Ten en cuenta que debes cumplir todos los requisitos que exigen, tener los papeles que te piden en regla y, por supuesto, el tiempo de devolución deberás cumplirlo.

Nos hacen una análisis previo para aprobar la solicitud del préstamo urgente?

Cuando realizamos una solicitud de un crédito urgente, la entidad financiera en cuestión realiza un análisis de nuestro historial para valorar el nivel de solvencia que tenemos. De esta forma comprueban si seremos capaces de reembolsar el dinero prestado dentro de los términos acordados. Para que nos aprueben nuestra solicitud, debemos cumplir los siguientes puntos. El primero es tener unos ingresos regulares, suficientes y justificables que puedan ser demostrados con un documento al prestamista (una nómina o una pensión, por ejemplo). El segundo es no estar en un fichero de morosidad como ASNEF: haber tenido impagos es un motivo por el que los bancos y muchas entidades privadas no nos concederán sus productos de financiación. No obstante, actualmente hay prestamistas privados dispuestos a concedernos un crédito si cumplimos los requisitos que nos exigen.

Aparte de estos dos, hay que tener un historial crediticio saneado porque analizarán los créditos que hemos solicitado en el pasado y cuántos tenemos vigentes actualmente para conocer cuál ha sido nuestro comportamiento con estos productos de financiación. Además, si tenemos varios préstamos vigentes lo más probable es que no accedan a concedernos un crédito urgente.

En la actualidad, muchas entidades financieras tienen un sistema que utiliza un algoritmo para automatizar el análisis de las personas que solicitan un crédito urgente y calcular su nivel de solvencia. De esta forma, pueden realizar todo el proceso de análisis con rapidez y enviarnos una respuesta en cuestión de minutos.