Qué son los préstamos express

Cuánto tiempo se tarda en pedir los préstamos express

Según el tipo de préstamo que pedimos, el tiempo de concesión que se considere rápido siempre varia. Así, con los mini préstamos rápidos, que nos permiten conseguir hasta 300 euros si somos nuevos clientes o hasta 1.200 euros si somos ya clientes, se considerará rápido si son préstamos que se entregan en 10 minutos. Este tipo de financiación está pensada para conseguir dinero rápido para solucionar imprevistos puntuales. En cambio, si acudimos a los préstamos personales online para financiar grandes proyectos y con los que podemos conseguir cantidades a partir de 3.000 euros, se considerará que son express cuando su tiempo de concesión sea de 48 horas.

Cuando surge un gasto inesperado y necesitas dinero lo antes posible, lo que no quieres es tener que juntar papeles, hacer filas, trámites y esperar días para una respuesta. Solicitar un préstamo express es muy fácil, ya que toda la gestión se realizará a través de Internet, por lo que no es necesario moverse de casa, disponiendo de respuesta inmediata a tu solicitud y con la posibilidad de tener el dinero en tu cuenta en 10 minutos, ya que las entidades financieras de préstamos express están especializadas en ofrecer financiación urgente sin dar ningún tipo de explicación. Para solicitar un préstamo express solo tienes que rellenar un formulario de solicitud a través de Internet en cualquier entidad de mini créditos rápidos online. Tendrás una respuesta inmediata a la solicitud y la posibilidad de disponer del dinero en poco tiempo.

Cuáles son las condiciones para contratar un préstamo express

Las condiciones para acceder a los préstamos express son mucho más simples que las de la banca tradicional y aunque pueden variar según la entidad, normalmente coinciden en los siguientes puntos: Ser residente permanente en territorio español y disponer de DNI o NIE que lo certifique, tener más de 18 años, aunque algunas empresas piden que seamos mayores de 21 o 25 años, disfrutar de una fuente de ingresos regular, suficiente y demostrable y no estar inscritos en un fichero de morosos, a pesar de que algunas entidades sí que conceden financiación estando en ASNEF, cumpliendo dos otros requisitos ; que la deuda no provenga de un banco y que no supere cierta cantidad.

Al igual que los requisitos, la documentación que debemos enviar también puede variar según la entidad, pero, por norma general, nos pedirán los mínimos necesarios para llevar a cabo este tipo de gestión: Documento de identidad: DNI, NIE o cualquier documento que verifique que somos mayores de edad y residentes en España, número de cuenta donde queremos ingresar el crédito express para que la entidad realice la transferencia y extracto bancario o documento justificante de nuestros ingresos, para que la entidad de los créditos exprés conozca nuestros ingresos y gastos mensuales.

Con estos documentos podremos acceder a un préstamo instantáneo sin problemas. Debemos tener en cuenta que mientras más capital solicitemos más documentos podrán exigir para realizar los análisis previos a la aprobación del dinero rápido. Estos documentos sirven para que la entidad de créditos exprés verifique que nadie está suplantando nuestra identidad y, a la vez, para comprobar que somos lo suficientemente solventes como para reembolsar los créditos dentro del plazo acordado sin problemas y evitar caer en una espiral de deudas de la que nos puede resultar muy complicado salir.

Cuánto tiempo pueden tardar en llegar a la cuenta

Aunque los préstamos express se solicitan y conceden en muy pocos minutos, a veces este tipo de créditos rápidos pueden tardar hasta 2 días hábiles en llegar a nuestra cuenta. Esto se debe a la particularidad de las transferencias bancarias. De esta manera cuando los traspasos de dinero son entre cuentas de un mismo banco son inmediatas, pero cuando son entre cuentas de entidades diferentes tardarán más tiempo en hacerse efectivas. Como las entidades de créditos rápidos no tienen cuentas en todos los bancos del país, si vamos a una entidad que no trabaje con nuestro banco, el dinero tardará más tiempo en llegar.

Qué es la finalidad de los préstamos express

Su principal objetivo es ofrecer dinero extra durante un periodo de tiempo corto (normalmente no supera los 30 días, aunque depende de la entidad), para resolver pequeños problemas puntuales por falta de solvencia, aunque los prestamistas no nos exigirán que justifiquemos la finalidad para la que queremos el dinero.

Aunque no nos pidan que justifiquemos la finalidad del dinero, normalmente se emplean para reparar averías domésticas o en vehículos, pagar consultas médicas que no cubre la Seguridad Social, multas, viajes urgentes, pequeñas deudas, facturas, meses donde el gasto aumenta o evitar descubiertos bancarios, entre otras cosas.

A veces el precio de un préstamo rápido es mucho más rentable que dejar pasar el tiempo hasta que consigamos dinero para resolver nuestro problema, como es el caso de una multa de tráfico, que si no la pagamos se encarecerá; o un descubierto bancario, por el que nos cobrarán comisiones hasta que ingresemos el dinero en la cuenta.